Corporación Noticias
OPINION

Tribuna libre: Del caso Malasaña al caso Grande-Marlasca

  • El halcón andalú


El caso MALASAÑA necesita realizar un análisis, imprescindible, llegando al fondo para evitar que el mundo ficticio y la mala política se instalen en el mundo real, por intereses espúrios. 

En principio, esto es un caso jurídico simple, donde una denuncia resulta que es falsa, independientemente de la calificación jurídica, la posible sanción penal es mínima. ¿Cuantas hay a lo largo de un año en el estado español? No lo sé, pero poquísimas salen en la prensa. Muchas son desactivadas por la investigación policial, otras por la instrucción judicial de los Juzgados de Instrucción, simplemente por falta de pruebas. Por cierto, muchas veces, el Ministerio Fiscal las ve y pasa de ellas, dado su exceso trabajo y falta de personal, sino revisten cierto grado de gravedad dentro de sus consecuencias. 

El caso de Malasaña, es creado por la denuncia de un joven de 20 años que trata de ocultar ante su pareja unos hechos, que podemos denominar como una infidelidad. Por tanto, escasa importancia social y jurídica, causada por una falta de madurez, de un adolescente, que se le van los hechos de las manos. En lenguaje coloquial una chiquillada de un mayorcito. 

Hasta aquí todo normal dentro de una actuación anormal e ilegal, que podría haber pasado desapercibida como tantas de ellas incluso mucho más graves. 

El problema grave es cuando pasa de ser el caso Malasaña al caso Grande-Marlaska, producido por la salida de este asunto a la opinión pública española y a la politización del tema buscando réditos partidistas. 

Este tema provocado por los medios de comunicación no filtrado por el denunciante, esto es claro, pues es una tapadera y no le interesa. Los juzgados todavía no tienen noticias porque está instruyéndose e investigándose por la policía y no les había llegado todavía. Por tanto, sólo nos queda el Ministerio del Interior, ya sea por filtración de la policía o del mismo Ministerio del Interior, da lo mismo unos u otros, el responsable en ambos es el Ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska Gómez. 

Aconsejo refrescar y ver completa su biografía. Aquí aporto simplemente unos datos, Magistrado de la Audiencia Nacional, el 29 de noviembre de 2013 designado vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del Partido Popular y ahora Ministro del Interior del Partido Socialista Obrero Español. 

Este Magistrado vasco, recordado en Euskadi porque en el año 2009 instruyó el caso contra la plataforma Gazte Independentistak, 40 personas detenidas y llegaron a pasar hasta 2 años en prisión preventiva acusados de actuar bajo la organización ilegalizada Segui. En 2014 todos ellos fueron absueltos en la Audiencia Nacional. La sentencia determinó que la organización no estaba vinculada a Segi, sino al desarrollo de actividades de carácter político, además cuestionó la fase de instrucción por no garantizar los derechos de los acusados (El País). 

La utilización de este nuevo caso por el Ministro es palmaria, rueda de prensa y numerito político, bajo el argumento de los delitos de odio y su aumento. Curioso, si tenía datos del aumento de estos delitos ¿qué medidas e instrucciones había dado a los cuerpos de seguridad del estado?, ¿porque ahora tantas prisas?, ¿objetivo cumplido al salir en toda la prensa en primera línea?, ¿es porque era en Madrid, cuando parece ser que la mayor cifra de denuncias de odio se dan en Catalunya, y con Madrid tienen especial inquina por el varapalo electoral recibido, como buenos centralistas? 

Creo que está claro, que partiera de donde partiera, desde la primera información de este caso, el Ministro del Interior estaba al tanto de todo y que ha sido de gran imprudencia y responsable de montar un circo para vanagloria de él y del Gobierno del PSOE. 

Está claro, que ante la gestión de este Ministro, en este caso, en cualquier estado de la Unión Europea, al conocer un ministro la confirmación de la declaración del denunciante, hubiera dimitido en ese mismo momento, aunque fuera sólo por dignidad del cargo. No lo ha hecho, está pegado al cargo y respaldado por el Presidente Pedro Sánchez.. 

Paso ahora al denunciante del Caso Grande-Marlaska, a partir de este momento lo denominare la víctima. Razonaré, el mayor delincuente de España tiene sus derechos, sólo pierde algunos de ellos temporalmente por resoluciones juridiciales. Esta víctima es conocida su identidad por toda España, se sabe el portal donde vivía fotografiado, se ha contado toda su vida incluso íntima, se sabe su actividad donde era explotado, etc., ¿donde esta su derechoa a la intimidad personal?, ¿cuál será su vida futura a partir de ahora incluso de su familia?, ¿dónde está su derecho a su imagen y a su intimidad, vendida por el morbo y la utilización política? Creo que el Ministro, como en la sentencia arriba indicada, no ha garantizado los derechos de la víctima, cuestión muy grabe por parte de miembro del Gobierno de España.. 

Sería interesante ver en los tribunales el Caso Grande-Marlaska y que analizarán y juzgarán las posibles responsabilidades civiles por los derechos vulnerados por este Ministro, a esta víctima y al universo de homosexuales, con la agravante de ser magistrado y homosexual. 

Los ataques a los derechos fundamentales de homoxesuales existen y aumentan, por la sociedad radical que hemos dejado que crezca sin valores, también a otros segmentos de ciudadanía. Es cosa de todos los ciudadanos defender los derechos humanos y extender sus valores y principios: respeto, tolerancia, solidaridad, no-violencia, etc..  

NOTICIAS RELACIONADAS

Kichi da lección de como liarla el solo

CORPORACION NOTICIAS

Tribuna libre: Franco ese hombre, un Linense a lo Puigdemont pide un referéndum independentista

CORPORACION NOTICIAS

El nuevo ocio nocturno, poner la lavadora de madrugada.

CORPORACION NOTICIAS

Mi primer trio: Mi pareja la mascarilla y yo

CORPORACION NOTICIAS

Ayudas sí, mentiras no

CORPORACION NOTICIAS

La banca «amiga o enemiga»

CORPORACION NOTICIAS

DEJAR UN COMENTARIO