Corporación Noticias
MUJERES DE CIUDAD

Proactivo

  • Inmaculada Alcántara


Mirando desde mi balcón el hermoso paisaje que se abre ante mis ojos, veo que queda tan sólo el reflejo de lo que antaño fue una próspera y bella ciudad, donde el comercio, las bodegas, la pesca o el turismo la hacían florecer como cualquier flor en primavera. Reflejos que, entre unos y otros, se van cada vez borrando de nuestro presente y de la memoria colectiva de una población cómoda y conformista que no es ni ha sido capaz de luchar por su ciudad, de forma conjunta; sino que, por el contrario, cada cual ha tirado en su dirección, hasta desmembrarla y dejar los jirones a su paso.

Envidia de aquellos de Fuenteovejuna, en su grito de “todos a una”. Cual hubiese sido el destino diferente de El Puerto si los que lo han gobernado y los que se han dejado gobernar, hubieran aunado esfuerzos en crear esa ciudad que se quiere, y remar todos juntos para lograrla. Siempre culpando a los demás, mirando para otro lado o no haciendo nada, críticas, más críticas, y quejas…, de esas muchas. Pero nadie se mueve ni actúa. Proactividad, es la clave para salir de este “día de la marmota” en el que parece que se encuentra anclada la ciudad. Una palabra quizás desconocida o extraña para muchas personas, y es la libertad de tomar una postura ante diversas situaciones y tener la capacidad de enfrentarlas de la mejor manera posible.

Pero que implica una manera de actuar con previsión, antes de una situación futura, y no sólo limitarse a reaccionar; es tomar el control y hacer que las cosas sucedan, en vez de simplemente ajustarse a una situación o esperar a que algo ocurra Iniciar el camino para avanzar como ciudad, posicionarse en el lugar que merece y no quedarse en el olvido, es una cuestión primordial para cualquier localidad que quiera progresar. Pero este movimiento no comienza de forma espontánea, sino con la inercia suficiente que le insuflen los dirigentes y ciudadanos que desean dejarse llevar por el progreso.

En el caso de El Puerto de Santa María, se mantiene ese leve movimiento por aquel impulso que le proporcionó en otro tiempo, el estar ubicada en un lugar privilegiado de la provincia donde la confluencia de diversos factores, hizo que entre otros, el comercio bodeguero, el sector pesquero y las buenas condiciones para el turismo, dieran a conocer la ciudad en todo el mundo.

Pero la ciudad parece haberse dormido en el tiempo, y sus habitantes también. Llevamos ya muchos años donde únicamente se escuchan quejas y lamentos, pero vemos pocas acciones que hayan hecho cambiar el rumbo que estaba tomando, para virar hacia la prosperidad. No somos conscientes de que un pequeño gesto de muchos, logra un gran efecto; algo tan simple como arrojar un papel al suelo, es un gesto de desidia, incivismo y desamor por la ciudad y sus habitantes; una queja o una foto negativa en una red social, perdura y alcanza a miles de personas. Actos desafortunadamente tan cotidianos, que se hacen consciente o inconscientemente, pueden perjudicar demasiado, pasado incluso mucho tiempo, produciendo efectos negativos que deterioran la imagen de la ciudad, además de crear un ambiente negativo en los habitantes.

Hablemos muy bien de nuestra ciudad, mostremos los rincones mas hermosos que tiene, y colaboremos en mantener la mejor ciudad que queremos, pues si actuamos positivamente, el efecto beneficioso para la ciudad será enorme. Menos quejas y manos a la obra, que como bien dice el refrán popular: Obras son amores y no buenas razones.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

El feminismo de las asociaciones de mujeres

CORPORACION NOTICIAS

TOSANTOS Y DIFUNTOS

CORPORACION NOTICIAS

La reapertura de los centros de mayores ¿Pa´ cuando?

CORPORACION NOTICIAS

Publicidad sexista

CORPORACION NOTICIAS

Vuelven las cifras de la vergüenza

CORPORACION NOTICIAS

El feminismo frente al miedo

CORPORACION NOTICIAS

DEJAR UN COMENTARIO