Corporación Noticias
MUNDO

La terapia que revierte el envejecimiento del sistema inmunológico

  • Investigadores han descubierto el mecanismo que hace que el cuerpo deje de producir defensas cuando envejece y proponen un método para poder revertirlo.


Investigadores del Instituto Tecnológico Technion-Israel han descubierto un método para revertir el proceso por el que nuestro cuerpo, cuando alcanza una cierta edad, deja de reconocer y combatir nuevas enfermedades.

El descubrimiento de los investigadores israelíes aparece después de varios estudios encaminados a entender por qué el Covid-19 afecta más a la población mayor y por qué las vacunas parecen menos efectivas en ese segmento demográfico.

El equipo sabía que los linfocitos B, un tipo de glóbulo blanco que se segrega en la médula ósea, se producen en gran cantidad cuando somos jóvenes. Este tipo de células inmunológicas son muy eficientes detectando y exterminando patógenos.

El doctor Doron Melamed, uno de los autores principales del descubrimiento, señala que:

«Cuando uno es joven, tiene células jóvenes, y las células jóvenes tienen una capacidad muy diversa para reconocer cualquier cosa patógena que entre en el cuerpo».

Pero, como informan los investigadores, los linfocitos B tienen una vida muy corta y la médula ósea tiene que reponerlos constantemente. El problema está en que estas células no desaparecen del todo. Al acabar su función se transforman en células B de memoria, que si han sido expuestas previamente a un patógeno lo recuerdan y desencadenan una fuerte respuesta inmune capaz de acabar con él.

Estas células B de memoria viven durante mucho tiempo y van ocupando espacio en el organismo que no deja lugar para los nuevos linfocitos B. «Imagínese que está avanzando hacia la edad adulta, y que se convierte en un adulto y luego en una persona mayor», explica Melamed. «Acumula en su cuerpo muchas células de memoria. Está expuesto todo el tiempo a agentes patógenos y, por tanto, produce más y más células de memoria. Como éstas son tan longevas, no queda espacio para nuevas células B».

Cuando el sistema está saturado de células B de memoria no hay linfocitos B que reconozcan los nuevos patógenos y, según los investigadores, esto causa que la gente mayor sea más susceptible a enfermedades nuevas como el Covid-19.

Melamed indicó que:

«Encontramos señales hormonales específicas producidas por las viejas células B, las células de memoria, que inhiben a la médula ósea de producir nuevas células B».

«Se trata de un gran descubrimiento. Es como encontrar una aguja en un pajar».

Los investigadores colaboraron con los departamentos de hematología y reumatología del Centro Médico Sourasky de Tel Aviv y del Campus Sanitario Rambam de Haifa. Y pusieron en práctica tratamientos para reducir las células B de memoria en pacientes con enfermedades como el lupus, el linfoma y la esclerosis múltiple.

Los pacientes que se sometieron a una reducción de estas células en su cuerpo vieron como sus sistemas inmunitarios comenzaron de nuevo a producir nuevos linfocitos B. Los investigadores aseguran que el mismo proceso se puede conseguir inhibiendo la señal que hace que la médula ósea deje de producir este tipo de células.

«Ahora entendemos que hay una especie de conversación entre los compartimentos del cuerpo, entre cómo se producen las células B y lo que controla eso», dijo Melamed. Que también asegura que hacen falta más ensayos clínicos que ayuden a entender cómo inhibir de forma segura esas señales.

NOTICIAS RELACIONADAS

La información sobre la gestión del agua tiene premio

CORPORACION NOTICIAS

El aeropuerto de Kabul reanuda los vuelos internacionales

CORPORACION NOTICIAS

El Salvador: el primer país que acepta el bitcoin como moneda oficial

CORPORACION NOTICIAS

Mujeres afganas reclaman su inclusión en el gobierno de los talibán

CORPORACION NOTICIAS

La EMA descarta una tercera dosis para la población general

CORPORACION NOTICIAS

Joe Biden anuncia que tomarán represalias contra Estado Islámico

CORPORACION NOTICIAS

DEJAR UN COMENTARIO