ENFONQUE MENESTEO Hablemos de todo Vídeos

Herramientas para una juventud participativa

Es momento de romper una lanza por la juventud portuense. Esa juventud capaz, activa y dinámica que todo municipio que se precie debe apoyar enérgicamente. Este apoyo tiene que pasar por fomentar su participación en la actividad cívica local, tanto en el plano político como cultural, pasando por el nivel deportivo, así como por otros niveles de ocio. Esta juventud, si se le confía el papel, puede servir como palanca de cambio en la sociedad portuense y como vector de mejoras en todos los ámbitos de la vida municipal. Es por ello que nuestra ciudad debe brindar a ese amplio sector unas herramientas propias que les dé actividad en dichos ámbitos. ¿De qué herramientas hablo? ¿Cómo se le puede devolver este papel activo a la juventud portuense?

Por un lado, es patente el desplazamiento de la juventud de la vida política portuense. La escasa participación de los jóvenes en la política municipal debería ser una gran preocupación para nuestro colectivo, pues es la herramienta más inmediata que tenemos como ciudadanos para tratar de mejorar la vida de todos.

Para ello tenemos, de hecho, una institución efectiva a nuestro alcance: el Consejo Local de la Juventud. Este órgano participativo, en palabras del Ayuntamiento, “pretende dar respuesta a las necesidades de la juventud de El Puerto y ofrecer los cauces necesarios para que los jóvenes hagan llegar sus demandas e inquietudes”. Resulta una verdadera lástima que la última acta de este consejo date de enero de 2016. Está en manos del Consistorio apoyar e impulsar este órgano, pero está en manos de la juventud mostrarse inquieta y tomar la iniciativa esgrimiendo esta herramienta. Si se le brindase el soporte y el fomento necesario, podría funcionar como lo que debería ser: un órgano capaz de proyectar materialmente las inquietudes de la juventud a nuestro municipio.

Por otro lado, llevamos años presenciando el triste aletargamiento de la oferta cultural joven por culpa de la pasividad, desidia y omisión de las instituciones municipales. La Sala de la Juventud, institución que debería servir de portal de oferta cultural y formativa, está siendo dejada de lado continuamente por las instituciones municipales. Las antiguas propuestas de dotarla de más personal, más medios o de proporcionarle una nueva localización para incrementar su proyección se llevan convirtiendo en papel mojado desde hace más de una década. Una ciudad de la magnitud del Puerto tiene medios más que suficientes para lanzar una institución que sirva de portal efectivo de oferta útil de actividades juvenil. ¿Por qué este tema no está sobre la mesa del debate político de nuestra ciudad?

El Puerto debe dar una oportunidad a sus jóvenes. Debe dar espacio a este enorme colectivo en los diferentes ámbitos de la vida municipal, especialmente en la vida política y cultural. Los jóvenes, por nuestra parte, debemos de exigir este espacio y utilizar para que nuestras inquietudes estén al servicio de la sociedad portuense. Sólo así tendremos la oportunidad de contribuir efectivamente a la mejora de la convivencia municipal. Está en nuestras manos recuperar la iniciativa y las herramientas que nos ayuden a ello. Pero está en manos de nuestros dirigentes locales apoyar y promocionar los mismos.

Noticia Relacionada

Datos del Covid-19 en El Puerto de Santa María: 10 de noviembre de 2020

EN EL PUERTO

Clausurada una nueva edición del curso gratuito de técnico PRL nivel básico en el sector de la construcción

EN EL PUERTO

Javier Bello visita la Asociación de Vecinos del Poblado de doña Blanca

EN EL PUERTO

Deja un comentario