Hablemos de todo LA ESCALERA DE LAS ARTES

La cultura portuense en riesgo de extinción

  • Ignacio Arias Puyana.


Hace poco, los portuenses hemos sido advertidos de una malísima noticia para la cultura  local, una noticia que no sólo avisa de las prioridades que actualmente los gestores y  gobernantes de la ciudad tienen, sino que es un aviso de la manera de proceder de aquí  a los próximos años. 

Me explico. Si la burocracia no nos ha permitido tener una programación teatral de primavera ¿qué no nos permitirá en adelante? Porque la burocracia está por todas partes, ya sea en la administración, la organización, la gestión o la coordinación. Otra frecuente es la herencia política, hay excusas y culpables para todos los gustos. Creo que  es conocido por todos que la burocracia es uno de los factores que afecta negativamente  a todo trámite al que debe adscribirse un evento bien organizado, del tipo que sea. Pero no creo que sea casualidad que justo sea un evento cultural el que, en este caso, se vea afectado por una mala gestión del tiempo y las formas. 

En esta ciudad no tenemos una política cultural sólida, es decir, no le damos suficiente salida ni le prestamos atención a los espacios culturales. Como siempre reclamo en mis publicaciones anteriores: faltan espacios. Y no solo faltan espacios, sino que tampoco le damos uso a los espacios de los que disponemos. Es evidente que los portuenses pagamos con nuestros impuestos un teatro municipal que está claramente desaprovechado. Y tras conocer que no tendremos por primera vez esa programación,  llueve sobre mojado. 

Lo realmente decepcionante no es únicamente la falta de responsabilidad, sino la pasividad que se muestra. Si en el Ayuntamiento es necesaria una reforma para reacondicionar los medios que tenemos para gestionar y dar solución a las necesidades culturales de El Puerto de Santa María ¿a qué esperamos? Ya os lo digo yo: a que se  olvide. Es sencillo, ya que tienen la suerte de seguir cobrando un sueldo por gestionar  una cultura que no es gestionada, que se abandona y está en peligro de extinción. Y eso es lo decepcionante, que la ausencia de responsabilidad no es sinónimo de la ausencia de remuneración y mucho menos de una dimisión a la que acogerse, por humildad, y por admitir que quizás no es la gestión que nos merecemos, después de todo. 

Desde el sector cultural portuense es lógico que no veamos un gran impacto en nuestro día a día, ya que el sector en sí no está pasando por un buen momento, sin embargo, somos espectadores de como la cultura local está en detrimento por otras prioridades. Poco a poco, iremos asumiendo nuestro papel y que las cosas se pueden hacer mejor con esfuerzo y diálogo, pero mientras tanto, asistimos a una caída de la que habrá que levantarse con aún más dificultad.

Noticia Relacionada

El equipo de Gobierno lleva a Pleno que la bandera de El Puerto se reconozca oficialmente como símbolo de nuestra ciudad

EN EL PUERTO

Calleja asiste a la Asociación de Belenistas Portuense “Ángel Martínez” en su entrega de premios

EN EL PUERTO

#ENLABIBLIOTECA: LOS SECRETOS QUE GUARDAMOS

EN EL PUERTO

Deja un comentario