Corporación Noticias
Hablamos de todo con Ignacio Arias Puyana
LA ESCALERA DE LAS ARTES

El valor del asociacionismo cultural



Ignacio Arias Puyana

En esta ciudad la oferta cultural que nos ofrece el Ayuntamiento tiende a ser bastante limitada, y no hablo en términos de gestión y otros afanes burocráticos, eso es otro gran apartado que analizar, sino que es limitado en términos creativos. Y es que, en muchas ocasiones, ante esa falta de ideas, propuestas y proyectos, nace de la ciudadanía portuense la inquietud de ofrecer algo nuevo, innovador e incluso de calidad. Es ahí, en la participación ciudadana, donde el Ayuntamiento consulta a estos ideólogos culturales, comparten perspectivas, dialogan sobre los pretextos y debaten las cuestiones técnicas, y en definitiva, se nutren de la creatividad portuense.

La principal razón por la que en el Ayuntamiento de El Puerto no ocurre nada parecido a esto, es la ausencia total de un Consejo Local de Cultura que poder convocar regularmente, pese a estar aprobado en pleno y ser reclamado por el Comité Artístico Portuense, que engloba a varios individuos y colectivos relacionados con la cultura.

Otro motivo que afecta gravemente a la ciudad y se puede hilar con el anterior, es la escasez de asociaciones culturales portuenses, así como la inactividad de las pocas que persisten y una insuficiente comunicación con las que si están activas. El principal problema que acontecen a este tipo de asociaciones es la falta de subvención por parte del Ayuntamiento, el cual es un problema que acarrea desde hace tiempo el gobierno actual y que poco parece hacer por solucionarlo.




No se invierte en cultura, no se invierte en los artistas portuenses y por consecuencia en El Puerto no se fomenta esa creatividad que tanto podría llegar a aportar, que pese a ello, se continúa desarrollando en espacios privados y particulares de la ciudad sin demasiada atención por parte de los que tendrían que tener ojo avizor y la perspicacia de dar valor a lo local.

Y por supuesto, no solo la falta de inversión o de comunicación descalabran el asociacionismo cultural, además tampoco se les provee de una regulación municipal que fomente, acoja y proteja este tipo de colectivos. Si no se otorgan herramientas eficaces para la participación ciudadana, no solo las asociaciones culturales se quedan atrás, también las vecinales, educativas, deportivas, etc. No tener normativas al respecto genera desconocimiento, inaccesibilidad y carencia de recursos para cualquier tipo de colectivización cultural ciudadana, sean asociaciones, empresas o proyectos.

En El Puerto necesitamos despertar este tipo de asociacionismo. La unión de los artistas portuenses siempre va a resultar en una mayor fuerza ideadora, gestora y creativa de la que el Ayuntamiento pueda aprovecharse y colaborar en su desarrollo. Pero son imprescindibles unos primeros pasos, voluntades que se transformen en hechos, incentivos, y por último, favorecer y buscar el diálogo, para aprender lo que nos puedan enseñar y transmitir los artistas portuenses.



NOTICIAS RELACIONADAS

El arte de comunicar y la cultura del saber

CORPORACION NOTICIAS

La cultura portuense en riesgo de extinción

CORPORACION NOTICIAS

EL CAP: UNA CULTURA LOCAL UNIDA

CORPORACION NOTICIAS

El Puerto olvida su futuro

CORPORACION NOTICIAS

La Casa de la Cultura portuense, una propuesta para su creación

CORPORACION NOTICIAS

DEJAR UN COMENTARIO