Corporación Noticias
DESDE EL BALCÓN OPINION

El púgil Bello



  • José Luis Romero – Desde el balcón

A la vista de las reprobables actuaciones del sr. Bello en las sesiones plenarias de nuestro Excelentísimo Ayuntamiento, es de suponer que fue algún episodio de Rocky, el púgil de ficción que reinó en el cuadrilátero, el que le sirvió de modelo para entrar en política. De otro modo no se entiende cómo un representante del pueblo confunde el salón de plenos con un ring de boxeo y, enfundándose los guantes del descrédito, golpea con bazofia e insultos permanentes a sus compañeros de Corporación que en la oposición ostentan y ejercen su cargo con dignidad, respeto y entrega encomiables.

Esta actitud de toda la oposición contrasta con la actitud del concejal del Partido Popular Bello quien, con absoluta falta y desprecio a las reglas democráticas, a base de golpes y exabruptos verbales antirreglamentarios, pretende noquear al adversario. Eso sí, frustrado y sin éxito alguno, y provocándose cada día más heridas y hematomas y descrédito a él mismo, a su partido y de manera especial al árbitro, Germán Beardo, que es incapaz de recriminar o apercibir a su pupilo y permite que, cual loco del cuadrilátero, campe a sus anchas engrandeciendo su leyenda de ariete sin cabeza.

Lo cierto es que, en estos más de 3 años de mandato, el concejal popular y portavoz del gobierno de PP y Cs, no ha hecho nada digno de mención por lo que pueda ser recordado, ni de lo que pueda sentirse orgulloso él mismo ni el partido que lo sustenta. Porque, no se debe olvidar que este personaje, forma parte de un grupo político de una Corporación, con un alcalde del PP, que nada hacen por erradicar estas conductas reprobables, sino que contribuyen, auxilian y coadyuvan tan reprobable y deleznable actuar. Convirtiéndose, por tanto, en cómplices y actuando de verdaderos segundos, auxiliares necesarios, como aquellos que salen pitando a la voz de “segundos fuera” escondidos en sus vergüenzas, incapaces de reprobar a un personaje indigno de ostentar el cargo para el que fue elegido.

Con el púgil Bello reventando cada pleno, el árbitro Beardo alentando esas actitudes y el resto de ediles populares callados y otorgando; el Partido Popular actual de El Puerto no se asemeja ni en lo más mínimo al Partido Popular de hace unos años, cuyos representantes sabían defender sus ideas con argumentos. Puede que esa sea una de las razones de la reciente salida del gobierno de la edil Blanca Merino, llamada por Alfonso Candón y Antonio Sanz para ser la flamante coordinadora del IAM en Cádiz, y quizá la próxima candidata popular a la Alcaldía, decisión que, estoy seguro, prestigiaría y mucho la lista popular.

NOTICIAS RELACIONADAS

Verano

CORPORACION NOTICIAS

Una oferta turística precaria

CORPORACION NOTICIAS

Las Elecciones Andaluzas

CORPORACION NOTICIAS

La post feria

CORPORACION NOTICIAS

Otro proyecto paralizado

CORPORACION NOTICIAS

Votar tras la pandemia

CORPORACION NOTICIAS

DEJAR UN COMENTARIO